miércoles, 21 de mayo de 2014

Bilocación de Eugenio

Bilocaciòn de Eugenio
16 de Enero de 2012

Han pasado tantos años desde que he vivido esta particular experiencia.
Entonces Eugenio lo hizo público solo a un grupo de personas muy selectivo que El consideró oportuno hacerlo. Lo vuelvo a hacer otra vez, y en esta oportunidad a todos, después de todo este tiempo, para  dar también de este punto testimonio, sobre qué era y que ha representado para los iniciados de todos los tiempos. Lo hago también público y lo asocio a la nota principal “Estaba todo pronosticado y el IV Secreto de Fátima” * porque hoy Eugenio, ayer Juan Evangelista y Padre Pío también esto han tenido en común. Yo creo que ha llegado el momento de que este excelso evento deba adquirir en su totalidad la debida dimensión.
http://www.solexmalidiomauniversale.blogspot.com.ar/2012/04/estaba-todo-programado-y-el-4-secreto_03.html *

Esto lo escribo porque lo he visto, sin añadir y sin  quitar nada.
No digo nada mío, sino cuanto he vivido con la profundidad de mi espíritu.
Son las 7,30 de la mañana del 15 de Noviembre de 1992, cuando Eugenio, mi Padre Espiritual, me comunica la noticia publicada en el Periódico “La Stampa”, relativa a la rehabilitación de Giordano Bruno por parte de la Iglesia Católica.
El día es maravilloso, bellísimo, con un sol espléndido como nunca antes. Me voy a comprar el periódico y con el pensamiento fijo de dirigirme a “Monte Pellegrino" (pequeña localidad cercana a mi zona de residencia en la prov. De Messina). Amo mucho este lugar porque siento que es profundamente misterioso. El lugar donde tengo la intención de ir se llama “La gruta”, lugar donde se encuentra una estatuilla de la Virgen y donde ha aparecido.
He siempre sabido, desde el inicio de mi misión de testimonio, que las Potencias Celestes, a través de Aquel que guía mis Pasos, me habría hecho encontrar un lugar ideal para momentos particulares de reflexión, meditación, recogimiento, cuando en la profundidad de mi espíritu, siento de aislarme. Vecino a la “gruta”, hay un banco de madera, muy viejo, me estaba aproximando hacia allí, cuando mi corazón salta de alegría por la visita imprevista de mi padre espiritual Eugenio.
Él estaba sentado sobre el banco como si esperase a alguien. Al verlo exclamo: “Papá”...!! En aquel preciso instante, delante de mi vista se desmaterializa. Permanezco turbado, traumatizado, miles de pensamientos envuelven mi espíritu.
Al desvanecerse su presencia, el banco se llena de la nada, de flores de varias especies, rosas blancas y rosas perfumadísimas, gladiolos blancos y rosas.
De un rincón del banco veo salir de la nada, palomas blancas que revoloteaban y parecían reconocerse las unas con las otras, luego por un momento, se posaron sobre el banco y picotearon las flores como si oliesen su perfume. Inmediatamente después, se alzaron en vuelo (no puedo decir con exactitud cuántas eran), formando un medio círculo. Una se separó de las otras y se acercó a mí, me dio la clara impresión de que deseaba saludarme, después de lo cual se unió a las otras, para irse hacia lo alto y desaparecer de mi vista.
Es difícil, verdaderamente muy difícil, expresar aquello que deseo transmitir a todos aquellos que leen esta experiencia mía con el Imponderable Divino. Cada uno es libre de realizar este excelso advenimiento que pronto, muy pronto, adquirirá en su totalidad la debida dimensión.
Después de  haberlo hecho partícipe de lo que había vivido, Eugenio me comentó diciéndome explícitamente: “Está en mis posibilidades bilocarme, cuando lo considero oportuno por qué y con quien lo decido..:!!”
Filippo Bongiovanni


                                                      Eugenio su Aurora e Padre Pio

                        Viaggio sulla Luna Sdoppiamento come Padre Pio


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada