jueves, 8 de mayo de 2014

NUESTRA “GUIA SPIRITUAL”


A lo largo de nuestra vida dedicada a la testimonianza espiritual junto a Eugenio y a la Obra a a través de el recibida como Del Cielo a la Tierra, si  se es Nell'arco della nostra vita dedicata alla testimonianza spirituale accanto ad Eugenio e all' Opera attraverso da lui pervenuta denominata  Dal Cielo alla Terra, se tiene siempre aparejado-anhelado el deseo desinteresado, de agradecer en determinado y particulares momentos, a todos aquellos que han manifestado el interés de escuchar y leer cuanto Eugenio ha dejado a disposición de todos…


En estos últimos tiempos, he preferido ser un poco más disponible a través de la Radio, aquella que porta el nombre de nuestra iniciativa espiritual, por el momento en lengua española, nacida en su honor del nombre “SOLEXMAL” .. para llegar a la casa de todos ustedes…
Como todos bien saben, no compramos ni vendemos, ofrecemos y no imponemos, no pedimos dinero a nadie para sostenernos, o para viajar, o para divulgar. Gratuitamente EL DISCURSO lo hemos recibido, gratuitamente lo proponemos. Interesa una cierta calidad y no la cantidad, que por una Voluntad Superior bien precisa, debe ser puesta en condición de sintonizarse sobre el valor-concepto: SALVAR LO SALVABLE…No molestamos el “sueño de nadie”. No nos presentamos ni siquiera en vuestros centros urbanos para hacer proselitismo, sino para que podáis elegir, desde casa, lo que queráis hacer: si leer o escuchar, ignorar o prestar atención! Somos plenamente conscientes que pronto, muy pronto, en un tiempo esperamos sea breve, cuando el Padre Glorioso lo disponga, y así lo quiera, acogerá nuestros pedidos, de encontrarnos con muchos de vosotros, y de brindar nuestra amistad fraterna con cuantos quieran saber lo que nos une.
No somos Predicadores, y no lo fue jamás Eugenio pero en Italia avanzan, entre la New-Age, y como aquellos de marca por ejemplo made in Usa, hoy buscan seguidores, adeptos, exaltándose detrás de manifestaciones y signos, olvidando cuanto fue dicho, escrito y transmitido: “BIENAVENTURADOS AQUELLOS QUE CREEN SIN VER Y SIN TOCAR” ellos han encontrado solo  responder con aterrorizar  a través de la propuesta de nuevas formas de doctrina teológica y se promueven como reformadores aún a través de la realidad extraterrestre, o social o ética, utilizando “sistemas” para acaparar la atención y para traer beneficios…no solo a veces económicos. Nosotros no mandamos a nadie a la acera, a ninguno para secundar nuestras ilusiones, no pedimos a ninguno que se sustituya a nuestros deberes cotidianos, nosotros por último no tenemos compromisos de ningún tipo con nadie, no tenemos amigos ni enemigos entre los políticos, hombres de las instituciones, del gobierno, economistas, religiosos, periodistas. Pero respetamos las instituciones del Estado, sobre el cual se debe apoyar nuestra sociedad de derechos-deberes y que se han reflejado y se reflejan, en casos “especiales” a través de quien a dado ejemplo de coherencia y convivencia, en algunos de estos casos “especiales” por todo esto han terminado siendo mártires.
De hecho, hemos hecho nuestro el concepto:
“DAD AL CÉSAR LO QUE ES DEL CÉSAR Y A DIOS LO QUE ES DE DIOS”
-Gracias amigos, estudiosos, hermanos, simpatizantes, y curiosos…por vuestro vivo interés!...
 
 

 

El gráfico de nuestra Radio: si puede ver en color celeste claro, los países del mundo en los últimos 21 días que se han mantenido escuchando en escucha constante. El color más acentuado los países que son medios de más escucha. En blanco aquellos privados de escucha significativa.
CENTRO DE ESTUDIOS DE FRATERNIDAD CÓSMICA
Delegación de Messina - V. le S.Martino S/N.
                             Sicilia-Italia
NUESTRA “GUÍA ESPIRITUAL”
Amadas criaturas que os presentáis a escuchar y recibir todo aquello que de lo Alto viene transmitido a lo largo del precioso camino de Aquellos que iluminan y de aquellos que son iluminados.
En esta luz y en este saludo me uno a las criaturas físicas, las criaturas de la Tierra con todas las vibraciones Astrales que tienen lugar detrás de cada uno de vosotros, cuidando, afectando vuestro movimiento psíquico a aquello que es la concentración  de esta misión. Les pido a vosotros –dilectas creaturas- de entender que cada ser humano tiene en torno a sí la luz y el aura de todo aquello que es el propio camino, la propia actitud y el propio pasado astral. En este vuestro ir y venir,  en el transcurso de las varias, vidas, en los varios encuentros, en los varios movimientos de Luz,  es que esta aura se ilumina o se ensombrece según vuestro estado de ánimo. Si vuestra actitud es sombría, ella se opaca, y no permite siquiera traslucir aquella gran vibración que es el Ser de Luz que dentro de vosotros reside.
Hablando expresamente de esta posición –dentro de vosotros- quiero decir que aquello adviene espiritualmente, verdaderamente, porque el punto de recepción es en nuestra nuca: allí está el punto adonde se filtra esta Luz y es a esta luminosidad a que va dirigido el ataque espiritual con todas las derivaciones y todas las recepciones de vuestro ser físico.
Es necesario entender que, cuando un ser desciende, cuando una luz se encarna, deja detrás de sí, y olvida, el recuerdo de todas las vidas pasadas; y concentra en sí y se centra, en la propia mentalidad y posibilidad, en la vida actual. Por ende, vosotros olvidáis vuestro pasado solo por el período en el cual  estáis vivos en la Tierra: no tenéis memoria, no tenéis recuerdos y, si los tenéis, son por brevísimos y rarísimos períodos. Pero, cuando retornáis –eso es, cuando después estáis en astral os despertáis al nuevo orden, a la nueva consecuencia, al nuevo resultado- no se aparece a vosotros solo la actividad de la última vida vivida, recientemente dejada, sino toda la trama, toda la tela de la gran trama que habéis tejido primero. Sobre todo se aparecen o se sujetan a vosotros –si están aún en el Mundo Astral luminoso- las creaturas a las cuales pertenecéis o habéis pertenecido. Por ende ninguna creatura, en vuestro movimiento anímico, es olvidada, ningún encuentro, ninguna vida, ninguna ligazón, ningún hilo, ningún nudo, se rompe.
De estos hilos y nudos que ya os he hablado diciéndoles que entre una y otra está el período de reposo: es decir, es la recuperación.
Es cuando estas creaturas, o vosotros mismos, re descienden a la Tierra, es la obediencia la primer Ley que comanda ese descenso, que os comanda con Amor y por Amor.
La obediencia y la aceptación de las Leyes que hacen la vida, la obediencia y el movimiento  de las creaturas espirituales que aceptan sabiendo de deber vivir en un movimiento, en una función que las leyes, el padre, el Supremo, han dado a este ser mismo. Por ende “obediencia” es la Ley de amor que os debe hacer avanzar. Obediencia no relajada ni sumisa, y no subyugada; sino obediencia humilde, obediencia inteligente, obediencia hecha de Fe, de conocimiento, de memoria, de atención y de retorno. En este gran movimiento de obediencia están comprendidas las creaturas que descienden por misión y los Seres Astrales que tienen la misión del Alto de deber ayudaros. Cada uno de vosotros tiene en sí la chispa de la obediencia; pero muchas veces la obediencia se torna en rebelión.
Yo no me refiero en este momento a la obediencia que os hace deber obedecer o aceptar la orden de una u otra creatura inferior o superior a vosotros. Me refiero a la obediencia espiritual, es decir la aceptación de la Ley que quiere e impone, por amor, los diversos grados sociales, las diversas situaciones. Es esta chispa de obediencia que guía a las creaturas en las grandes misiones, misiones de seres que eran grandísimos y que aceptan, por obediencia, la pequeña función de ser humildes. Sin embargo en estas creaturas, permanece aún afianzada al hilo astral la memoria, o la percepción del gran pasado. Son ahora seres humildes que enseñan, seres humildes que son ejemplo, seres humildes que os dan la sensación de ser grandes, potentes, luminosos, transparentes y destacados. Todo esto y el movimiento humilde obediente de este hilo astral que  incide en los seres que os comandan, os ordenan, os portan, siempre amor y jamás imponen. Y ahora vosotros –seres humanos que camináis detrás de vuestras espaldas aquella Luz y aquel Aura- tratad de entenderla y de recurrir a ella en cada instante de necesidad, de regocijo, de gozo, de soledad, de ansiedad, de búsqueda, de espera. Sobre todo, no os cerréis en la primera sensación, debéis aprender a reconocer vuestro Guía Espiritual: a sentirlo. Cada uno de vosotros ha tenido en una forma o en otra estas diversas sensaciones: en muchos casos, en pocos casos o en casos excepcionales, pero cada uno de vosotros ha percibido una presencia, una sugerencia, un toque, un presentimiento. Esto es la ayuda de esta Entidad Astral que comanda con humildad por obediencia y por ley de amor y que porta en vosotros el propio toque y la propia aura de donde puede salir, reuniros, recordaros, insertaros en el gran Movimiento Astral.
El pasaje vital vuestro, por ende, es como una zona cerrada, un paréntesis que os aísla de todos los otros contactos precedentes. De otro modo vosotros continuaríais amando aquello que ya no es más, en recordar aquello que no os pertenece, en atender aquello que no es vuestro.
Este paréntesis, este movimiento, este dilatar de todo aquello que es la percepción del ser, porta al individuo a una sensibilidad y a un razonamiento interno por el cual, en determinados casos, los seres perciben su pasaje, su pasado, y reconocen lugares, advenimientos, sensaciones o memorias.
Esta sensibilidad se afina cuanto más la creatura se afina en el espíritu, cuanto más el ser sigue con obediencia la Ley del Padre y del Sumo que porta los hijos propios a través de los preciosos hilos de la vida astral. Cada uno de vosotros tiene la propia Guía –he dicho- y esta “guía” es un movimiento poliédrico que puede recibir y transmitir todas vuestras señales de solicitud. Una señal vuestra aún pequeña, una mínima señal, llega luminosa fuerte o resistente siempre a vuestra “guía”.
Y entonces esa “guía” decide el propio movimiento y la propia directiva, y se inserta inmediatamente en vosotros y comunica, y transmite, y prende, y nutre.
Esto, es el gran mundo de la ayuda, este es el gran mundo de la hermandad y de la cercanía: un mundo que conocéis pero que no prestáis atención porque no lo podéis ni ver ni tocar, que no queréis atravesar en cuanto amáis profundamente todo aquello que es terreno y que os pertenece.
Tratad de amar intensamente la vida de hoy: es esta un episodio y ésta un paréntesis que os coliga a todo aquello que ayer habéis cumplido, y que necesitáis realizar. Muchas veces la restitución de los grandes dones no adviene en la vida misma, sino en otra vida, en otro contacto con otras creaturas. Hoy habéis nutrido un elemento, mañana este elemento, en una forma u otra os dará a vosotros. No es siempre necesario que sea con la misma ligazón, en la misma zona, con la misma lengua humana; aquello que cuenta es que la creatura es una forma u otra –aun anímicamente- aquello que vosotros habéis- en otro movimiento pasado- dado, sembrado, dispuesto. Esta continua cadena porta a la seguridad de un encuentro definitivo, porque no os es un anillo sin consecuencia, no os es un anillo sin ….
CENTRO DE  ESTUDIOS FRATERNIDAD COSMICA
Delegación de Messina - V. le S.Martino S/N.
Sicilia-Italia
-GRACIAS EUGENIO...!!
Padre Pío:
¡Donde no hay obediencia no hay virtud ...!
Abrazo a todos
Filippo Bongiovanni
 

 

 

 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada